Adolescencia

En el blog Viajes Extraordinarios , que escribe Ana @Gontad_, leo su post “Adolescencia” y cuando me dispongo a dejar un comentario, me doy cuenta que necesito alargarme más de lo que un comentario en blog ajeno permite.

Pregunta Ana, qué películas forman parte de nuestra adolescencia. Cuando he empezado a escribir, sin darme cuenta, lo primero que me ha venido a la cabeza no es una película, es una sala de cine. Este es el comentario al post de Ana:

Después de las sesiones de las cuatro y media, el cine de mi adolescencia fueron las sesiones dobles del Cinestudio Griffith  y el Cine Club de la Universidad Popular donde eramos, no sólo espectadores, también proyeccionistas. Luego empezamos a ir al Alphaville y, a veces, al cine Azul de La Gran Vía, pero aquí sólo por las butacas, que eran comodísimas.

La Filmoteca la he conocido en tres sitios distintos. Primero en el Círculo de Bellas Artes, luego en Torre de Madrid, junto a la Plaza de España, y finalmente,  donde está aún, en el cine Doré.

Pero, ¿hablamos de cines o de películas? La película de mi primera adolescencia fue Superman. Mi hermana mayor me llevó a verla de estreno al cine Capitol y, después, merienda en El Corte Inglés. Antes, cuando sólo era un niño, de vacaciones en Torrevieja, mi primo y yo fuimos al cine de verano. Recuerdo el programa doble: Aquellos chalados en sus locos cacharros y 2001, una odisea del espacio. Cuando acabó la sesión debía ser muy tarde. Volvimos por las calles desiertas hasta encontrarnos con nuestras madres que empezaban a estar deseseperadas. Yo caminaba por las calles de Torrevieja como el astronauta Bowman en su psicodélico corredor espacial diseñado por Douglas Trumbull.

Fuente: Gawcio!

Pero Ana hablaba de adolescencia. Yo diría que hay dos películas que me llevan a mi adolescencia. Una es Blade Runner de Ridley Scott. Creo que fue la primera película que fui a ver asumiendo que era una decisión personal. No influenciado por los amigos o por la publicidad en la tele o los periódicos. Casi diría que la fui a ver por que la película me lo pedía. De hecho tuvo muy malas críticas después de su estreno.


Fuente: Cinematic Trailers

La otra película de mi adolescencia es Quadrophenia de Frank Roddam. No, no soy mod. Pero, los protagonistas me parecían cercanos, a pesar de la distancia entre lo que pasaba en Gran Bretaña en 1964 y lo que pasaba aquí en los 80. Años más tarde, visitando Brighton, al pisar los cantos rodados de la playa, se me erizaron todos los pelos del cuerpo.


Fuente: Remy Tena

Quizá mis películas de adolescencia no se encuentren entre las 10 mejores de la época, pero los recuerdos y las sensaciones que me produce recordarlas me aseguran que no me equivoco.

Gracias Ana @Gontad_ por inspirar este post.

Anuncios
Comments
One Response to “Adolescencia”
  1. Ana dice:

    gracias a ti por darle más interés a una pequeña idea. Afortunada adolescencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: